Hernán Villegas, un formador TIC sin barreras

24-nov-2022

Desde el año 2013, ConVerTIC, facilita el acceso al conocimiento y a la información de las personas con discapacidad visual gracias a la descarga gratuita de los softwares JAWS y ZoomText.

  • La iniciativa ConVerTIC posicionó a Colombia como pionera entre los países de Latinoamérica por su aporte a los esfuerzos y logros en torno a la igualdad de las personas con discapacidad.

"Hernancito, deje esa lupa ahí quieta, Hernancito, no me coja las gafas, Hernancito, no toque esos botones que estoy grabando". La voz es la de su tía y el pequeño al que regañaba era él, Hernán Villegas, quien descubrió esta grabación de hace más de 40 años en un viejo casete que guardaba en su apartamento en Cali, lo cual le confirmó que ese espíritu curioso de investigador lo ha acompañado desde su corta infancia.

Cofundador de la Fundación Unicornio, líder del movimiento 'Soy Baja Vision Colombia' y consultor en inclusión, tiflología y educación inclusiva, este trabajador social de la Universidad del Valle es una persona con baja visión, solo ve por su ojo izquierdo, con el cual tiene una funcionalidad visual de alrededor de un 30%. Su doctora le dice que no entiende cómo es posible que logre ver, ya que padece glaucoma, desprendimiento de retina, microoftalmia y cataratas, sin embargo él aprovecha su visión residual para realizar múltiples tareas y lleva sus capacidades al máximo con ayuda de la tecnología.

Tal vez te interese:'ZoomText hace la tecnología accesible para personas con baja visión'

Su primer acercamiento a un dispositivo tecnológico lo tuvo en el Instituto para niños ciegos y sordos de Cali, donde durante su proceso de rehabilitación y formación conoció una especie de circuito cerrado de televisión llamado Visual Tech, que consistía en una pantalla de 20 pulgadas y una cámara bajo la cual él y algunos de sus compañeros con baja visión ponían los libros para poder verlos más grandes en la pantalla y de esta manera poder leerlos fácilmente.

Por aquellos días nació su pasión y su amor por la tecnología, Hernancito, se maravillaba cada vez que descubría una nueva herramienta tecnológica o un desarrollo que fuera funcional para él y otras personas con discapacidad visual. Pero tal vez la mayor sorpresa se la llevó el día en que pudo escuchar por primera vez un computador que le hablara, fue en el año 1998, cuando conoció el software lector de pantalla JAWS.

Mira aquí 'Cómo descargar, instalar y usar JAWS'.

Para ese entonces el software no estaba económicamente al alcance de una persona, solo se encontraba en bibliotecas o centros culturales, pero él quería tenerlo en su casa, por lo cual se alió cuatro amigos para comprar una licencia oficial que permitía instalarse hasta en cinco computadores a través de un disquete y de esta manera pudo acceder al maravilloso mundo de los computadores.

El grupo de jóvenes se sentaba horas frente al computador y se dedicaba a cacharrear y a escudriñar las funcionalidades no solamente del JAWS sino también del sistema operativo Windows y los servicios que les ofrecía el computador, cuando descubrían algo novedoso se llamaban entusiasmados para compartir el aprendizaje, fue así como lograron tener un amplio conocimiento técnico y experiencial del programa a través de un aprendizaje compartido.

Años más tarde, el Ministerio TIC, cumpliendo con lo establecido en el artículo 6º de la Ley 1680 de 2013, lanzó ConVerTIC, una iniciativa gracias a la cual ha sido posible desde entonces, que Hernán y miles de colombianos con discapacidad visual, puedan descargar gratis el software JAWS desde www.ConVerTIC.gov.co y así poder acceder y usar las TIC para contribuir a su autonomía e independencia.

Mira también: '3 funciones de accesibilidad que tiene tu celular y deberías conocer'

El conocimiento y la experiencia con el lector de pantalla JAWS, le han permitido a Hernán ser parte del equipo de formadores del software en Colombia desde el 2014 y de manera intermitente durante varios años. Gracias a esto pudo compartir su conocimiento con la población con discapacidad de diferentes departamentos como Quindío, Cauca, Valle o Chocó, además de las formaciones que ha realizado de manera particular a través de la Fundación Unicornio.

Son innumerables las experiencias que lo han marcado como formador TIC de personas con discapacidad, pero hay una que recuerda gratamente emocionado. Fue cuando visitó el municipio de Santander de Quilichao en el norte del departamento del Cauca, lugar en el que a la capacitación, llegaron muchas más personas de las que él esperaba, entre ellas tres hermanos adolescentes pertenecientes al pueblo Nasa o Paez que habían recorrido varios cientos de kilómetros para llegar hasta allí. El proceso de formación en JAWS duraba varios días, pero los hermanos paeces no tenían cómo solventar sus gastos para quedarse en el pueblo, sin embargo la solidaridad de los demás alumnos, que ofrecieron hospedaje y alimentación a los visitantes, hizo posible que pudieran acceder a la capacitación.

Hernán disfruta mucho enseñar, especialmente cuando sus alumnos lo ponen en jaque y le hacen preguntas retadoras que lo obligan a investigar y ampliar su conocimiento. "A nivel personal creo que lo más bacano es cada vez que uno aprende nuevas cosas, porque en el ejercicio de enseñar es mucho más lo que uno aprende que lo que enseña": afirma sonriente.

Podría interesarte 'Crear para ayudar, un estilo de vida de la profe Sindey Carolina Bernal'

Para él, la inclusión no solo depende de que las personas con discapacidad usen y se apropien de las herramientas digitales sino que además hay un trabajo muy grande por hacer para, según sus palabras: "la sociedad entienda que somos competitivos gracias a que la tecnología nos lo permite". Precisamente para visibilizar los derechos de la población con discapacidad fue que en 2007 fundó, junto con María del Pilar Pinzón, la Fundación Unicornio, una entidad sin ánimo de lucro que lidera procesos de inclusión y accesibilidad.

Hernán se considera un 'gomoso' de la tecnología. Además de su celular y su computador, en su apartamento cuenta con cuanto gadget funcional le pueda ser útil para realizar tareas cotidianas. Entre sus artículos más curiosos están un parlante inteligente con el asistente de voz interactivo Alexa que le sirve para recordatorios de citas médicas, alarmas y en general para cualquier consulta rápida que tenga que hacer, un Smart TV con lector de pantalla, su reloj inteligente, una impresora braile, un circuito cerrado de televisión que utiliza como magnificador para observar al detalle documentos o letras pequeñas, un tensiómetro parlante e incluso un medidor de líquidos que emite un pitido y vibra cuando el contenido llega a la parte superior de cualquier recipiente, evitando que sea derramado.

Mira también: 'Alejandro Pabón, un geek al servicio de la población ciega'.

La historia de vida de Hernán es un claro ejemplo de que la tecnología hoy en día es una herramienta clave para la inclusión y la accesibilidad y que no necesariamente tiene que ser de alto costo para ser funcional. "El lector de pantalla pasa a ser en Colombia una herramienta de bajo costo para nosotros, teniendo en cuenta que es gratuita. Lo importante es conocerla, apropiarnos y entender las múltiples oportunidades que se nos dan gracias a que ese tiburoncito esté allí navegando con nosotros en Internet y en todos los espacios de nuestro computador, abriéndonos ese infinito mundo de la navegación web y el entorno digital que se nos da gracias a la posibilidad de manejar nuestros equipos con autonomía como lo permite el JAWS", concluye.

Desde hace 24 años Hernán inició un camino con el lector de pantalla JAWS, un camino lleno de historias y aprendizajes para que cada vez más personas con discapacidad se apropien de la tecnología y la incorporen en su vida diaria, un camino que seguirá recorriendo mientras la vida se lo permita.

MinTIC, accesibilidad, coldplay, Ana Maria Siabatto, tiktok

Redes sociales

Síguenos en